INICIO de editorial.dca.ulpgc.es

Departamento de Construcción Arquitectónica  |  Escuela de Arquitectura
Universidad de Las Palmas de Gran Canaria   |   Redacción

 Web Institucional www.ulpgc.es  ETS Arquitectura www.cda.ulpgc.es

Colecciones

Mapa web

  Boletín dCA

Descarga / FTP


Inicio Colecciones  C1143 La tumba etrusca y su relación con la casa.
C Rama Construcción
C1 Rama Historia de la construcción
C11 Rama Arquitectura Pre-romana
C114 Rama Arquitectura Etrusca
C1141 Rama La cultura
C1142 Rama La vivienda
C1143 Rama La tumba
C1144 Rama Construcción del templo
C1145 Rama La ciudad
C1146 Rama Las murallas y puertas
C1147 Rama La actividad constructiva

 

La presente ficha de La Tumba Etrusca y su relación con la Casa se desglosa en los apartados de: EL THOLO ETRUSCO, LA TUMBA DE CORREDOR, LA TUMBA EXCAVADA Y TALLADA..

LA TUMBA ETRUSCA Y SU RELACIÓN CON LA CASA.

Desde el punto de vista de la construcción es la tumba el elemento mejor documentado, pues son muchas las necrópolis que nos han llegado bien conservadas y conteniendo gran cantidad de datos documentales. Los etruscos mantenían fuertes creencias de ultratumba y por ello reconocían en la tumba el hogar perenne de la familia y la entendían como la casa de los muertos, en la que debían reflejar el nivel socio-económico de la familia.

 


Enterramiento por incineración. Vasi cinerario.Enterramiento por incineración. Vaso cinerario.Por ello, la tumba se adornaba con aperos y utensilios de la casa, además de dotarla de ricos vasos de traza o procedencia griega y orientales. También, la decoraban con magníficas pinturas que reflejaban escenas de caza, banquetes familiares y otras tantas que recordaban al difunto su nivel social y familiar La pintura mural etrusca es otro de los temas que, estudiando a este atrayenle pueblo, enamora, y uno ha de hacer un gran esfuerzo para no apartarse de la línea de trabajo que ahora desarrollamos. No obstante, volveremos a ella al tratar la decoración de las tumbas tarquinias., (así puede verse en las tumbas tarquinias). De esta manera la tumba, cuya planta debió inspirarse en la vivienda, evolucionó en sí misma, haciéndolo con los mismos parámetros de habitación que se requerían para la vida real, y así sirvió de modelo, ensayado, para la nueva casa que demandaba la construcción mediterránea. Esquemas de plantas de tumbas etruscas.Planta parcial de la Necrópolis de Banditaccia Cervetri (Caere)

Los etruscos utilizaron diversas formas de enterramiento y suele admitirse que hasta 6.500 años a.C. fue la incineración y conservación de las cenizas del difunto en vasos cinerarios el tratamiento general. Después de esta fecha, el inhumado pasó a ser la forma más generalizada y el sarcófago de madera o de piedra constituyó parte del mito de ultratumba. No obstante, esta forma se alternaba con la incineración, como pudo demostrarse en la tumba Regolini-Galassi, donde hay restos incinerados e inhumados. Los primitivos vasos cinerarios se depositaron en pozos o fosas excavadas en el suelo, en torno a la cual se colocaban piedras alargadas a modo de pequeños menhires. Ya en tiempo de expansión cultural se alternaron la tumba en tholo y túmulo "necrópolis de Cervetri" con la tumba excavada o tallada en la roca o hipogéo "San Giovenale en Ponzarago" y con la tumba de corredor "tumba Regolini-Galassi", pero siempre con carácter troglodita. El tholo fue la tumba propia del norte de Etruria, en tanto que la tumba excavada en la roca lo fue del sur en razón del tipo de suelo. También suele calificarse al tholo como la construcción funeraria anterior al siglo VI a.C. y a la tumba tallada en la roca como posterior a dicha fecha. Esto último es bastante impreciso y la Necrópolis de Cervetri (Caere) nos ayudará a demostrarlo.

Sección de una tumba en tholo y túmulo.Túmulos de Banditaccia (Cervetri).El tholo etrusco es una construcción semienterrada, de planta circular, levantado con sillares de piedra caliza blanda o tufa, bien labrados y escuadrados. Estos anillos de sillería se alzaban, con escasa altura, sobre cimentaciones y plataformas pétreas cuadradas, bien dotadas. El tholo tomó grandes espesores en sus muros de arranque y se cubrió por una falsa cúpula sobre la que se situaba un túmulo o montículo artificial. Dentro de este anillo se abrían las galerías de enterramiento, pudiendo, en cada tholo, haber una o varias tumbas, del mismo modo que cada tumba podía disponer de una o de varias cámaras. El túmulo que estamos describiendo es el modelo típico de los que constituyen la necrópolis de Cervetri (Caere) "Necrópolis de la Banditaccia". No obstante, otros tholos fueron construidos utilizando mamposterías más modesta que las que acabamos de citar. Estas construcciones de una sola cámara, se asociaban en agrupaciones e incluso se emplazaron una al costado y al fondo de la otra, componiendo manzanas y manteniendo alineaciones de calle con fachadas planas. Tal es el caso de los túmulos que componen la "necrópolis de Crocefisso" en Orvieto. Datada hacia 550 años a.C.

Túmulos asociados. Necropólis de Crocefisso del Tufo (Orvieto).Alzados de tumbas en la Necropólis del Crocefisso del Tufo.Túmulos asociados. Necropólis de Crocefisso del Tufo (Orvieto).Siendo la tumba etrusca, probablemente después de algunas puertas de entrada a las ciudades, lo mejor de su construcción, y sin llegar a menospreciar los valores que hemos citado de su arquitectura, no podemos decir que estas construcciones llegaran a crear o establecer un estilo o forma coherente, pues como estamos viendo y a pesar de su preocupación por la vida posterior, no tuvieron ningún desvelo por el legado histórico que pudieran ofrecer. Esto no sólo se manifiesta por los materiales empleados en la construcción sino también por la anarquía en el modelo constructivo utilizado.

Las tumbas de corredor estaban constituidas por un estrecho pasillo cubierto con falsa bóveda. A mitad de éste, se abría Tumba de Corredor. Regolini-Galassi.un pequeño vestíbulo que daba Corredor de Regolini-Galassi. Cervetri. (Siglo VII a.C.).acceso a dos salas laterales que quedaban localizadas una a cada lado del citado corredor, de modo que sus puertas quedaban perfectamente enfrentadas. Al fondo del mencionado pasillo se disponía una tercera cámara funeraria, que aunque también era pequeña alojaría al propietario o al difunto más importante. Esta última estancia solía cubrirse con cúpula y túmulo. Esto hace que algunos autores hablen de sólo dos tipos de tumbas, las de túmulos y las excavadas. Del tipo que aquí enunciamos como de "Corredor" encontramos la tumba de la Montagnola, aunque la que mejor caracteriza a esta tipología es la tumba Regolini-Galassi en Cervetri. Esta construcción muestra claramente la influencia de la arquitectura arcaica griega y no puede ocultar su inmediata relación con las galerías abovedadas de Tirinto. Aunque aparecen como construcciones enterradas, sus muros se aparejaron como obra aérea compuesta por grandes bloques de piedra de labra tosca ayudada de ripios, como podemos ver en el caso de la tumba de la Montagnola. En otras ocasiones, estas fábricas son casi un modelo de perfección en los acabados y así la encontramos en el caso de Regolini-Galassi. Datada hacia 650 años a.C.

El corredor se coronaba con una falsa bóveda apuntada y las salas se cubrían con cúpulas a modo de falsa bóveda (de hiladas horizontales en anillos de sillares avanzados) de directriz parabólica. En algunos casos la situación de inseguridad mecánica les llevó colocar un pilar en el centro del espacio, levantado en fábrica de piedra perfectamente aparejada y aglomerada, para sostener el peso de la clave. Con ello la cubrición en cúpula podría mantener algún interés formal y desde luego ninguno desde el punto de vista constructivo. En Regolini-Galassi se encontró la celebre fíbula de los leones de oro y otros brazaletes de decoración oriental pero de clara fabricación etrusca.

Planta y sección de la tumba excavada "de los Volumnil" en Perugia.El tholo como primitiva construcción funeraria fue abandonado pronto para dejar paso al hipogéo o mausoleo rupestre abierto en las laderas de las colinas, al que se accedía directamente o a través de un corto pasillo. Unas veces se componía por una sola y amplia cámara "Tumba de los Relieves" en Cervetri; en ocasiones, a la cámara principal le acompañaba una sala posterior situada al mismo nivel "San Giovenale" en Ponzarago, o a nivel inferior "Tumba Pintada" en Corneto; otras veces la tumba exacavada disponía de múltiples cámaras las cuales se disponían simétricamente en torno a la principal o atrio "Tumba del Volumnii". En ocasiones, estas tumbas asomaban a la ladera mostrando su vocación arquitectónica mediante una portada o fachada e incluso adornándose de un porche porticado mediante columnas; tal es el caso de la "Tumba con Pórtico" en Norchia cerca de Viterbo y en Sovana junto al Lago de Volseno.

El problema principal que ha de resolver la construcción excavada u oradada en las faldas de las montañas, laderas o acantilados y de la cual tenemos una larga historia en el Mediterráneo con sus abundantes cuevas y catacumbas, es el de las infiltraciones de agua, es decir, procurar un espacio seco. Para ello se requiere elegir muy bien el tipo de suelo bajo los parámetros de estabilidad, (que proporcione seguridad en el tiempo); homogeneidad (garantía de comportamiento y de posibilidades de trabajabilidad) y por último, impermeabilidad. Los etruscos, a quienes la tradición de los enterramiento les debió venir de hebreos y fenicios, encontraron en Etruria (desde Florencia a Roma) la tufa, una toba volcánica blanda de carácter puzzolánico ideal para sus aspiraciones y que además de ofrecerle la posibilidad de desarrollar sus habilidades plásticas, les brindaba las condiciones de habitabilidad suficientes como para conservar sus pinturas. Tampoco a los primeros cristianos se les escapó estas bondades del suelo romano.Vista interior de la Tumba de las Sillas.Tumba de los Volumnii. Perugia (siglo II a.C.).

En ocasiones, la piedra se labraba hasta sus máximas posibilidades de acabado y pulido, aquí los sillares quedaban perfectamente alisados y revestidos de estucos y, todos los escudos, enseres e incluso el mobiliario pétreo se terminaban con un alto grado de acabado, (véanse los magníficos sillones de la Tumba de las Sillas en Cervetri). Como historiadores y constructores hemos de detenernos en un elemento nuevo, las puertas adinteladas, de paso de una sala a otra, las cuales se adornaban o rodeaban de un listel saledizo o baquetón tórico que, a modo de alfiz, recorría el paramento dibujando el hueco y marcando el alargamiento de la entrega del dintel. Inicialmente este recercado decorativo mostraba, en los alargamientos del dintel, cierto aire jónico, pero más tarde, perdió la forma curvada para presentarse más rotundo y ortogonal. (podemos verlo así en la Tumba de las Sillas).Tumba de los Relieves. Planta y sección.planta y sección de la Tumba de las Sillas.

Esta tipología de tumbas excavadas o talladas en piedra suelen datarse entre los siglos VI y V a.C. y aunque es frecuente que se caractericen como de tumbas cuya planta dispone de una sola cámara, muchas de ellas tomaron como planta la forma de "T", de manera que tras un amplio corredor se desembocaba en un amplio vestíbulo. En ocasiones, éste espacio se ventilaba cenitalmente y por ello se definió como atrio y en torno al mismo se disponían hasta siete cubículos o locales. Tres de ellos se alineaban en el fondo opuesto a la llegada del corredor y los otros cuatro se emplazaban, de dos en dos, a uno y otro costado de dicho vestíbulo.

Con todo, esta tipología de tumbas talladas en la roca, en la que los techos se imitaban hasta aparecer como cubiertas de madera, es la que debió ofrecer su planta simétrica, de siete o nueve recintos en torno a la sala central, para servir de modelo a la nueva casa etrusca, a la pompeyana y, más tarde, a la romana. Un buen exponente de la planta que estamos describiendo lo representa la "tumba del Volumnii" en Perugia. Aunque tampoco faltan ejemplos en Tarquinia.

La pendiente de estos techos era muy variable. En la Necrópolis de Cervetri encontramos la "tumba de las sillas" la cual dispone de un techo horizontal Tumba excavada en Corneto. Techo con "concluvium" imitando una artesa de madera.perfectamente labrado, dibujando tablones alternados. Esta tumba debe su nombre a la magnífica labra que toman los sillones tallados en piedra. En la misma necrópolis la "tumba de los Relieves" muestra un techo, de ligera pendiente, apeado por dos gruesos pilares o soportes pétreos de sección transversal cuadrada. Este techo se organiza imitando una gran viga plana que recorre el eje longitudinal de simetría a modo de viga cumbrera. Como en el caso de la Tumba de las Sillas, en la que ahora tratamos la labra de la piedra imita a un techo de madera de gran suntuosidad. En este caso su nombre se debe al realismo que alcanzan los altos-relieves (aperos, cordeles y útiles) que, labrados en la piedra de los pilares y tratados con estuco, aparecen como colgados de sus caras Estos relieves, aunque estucados, se labraban en la piedra con gran calidad y realismo..

En la necrópolis de Tarquinia, aunque aparecen tumbas con techos de pendientes muy tendidas e incluso techos horizontales, también encontramos piezas de pendientes más marcadas y próximas a la que tomaron los templos etruscos. Recordemos que la arquitectura etrusca mantuvo una traza bastante horizontal, incluso en el edificio religiosos, coherente con la arquitectura griega. Así, veremos que hubo que esperar a la construcción romana para ver como la dirección del templo se orientaba con inspiración de mayor verticalidad.

Las tumbas tarquinias se caracterizaron por las espléndidas pinturas que cubrieron sus paredes. La frescura, la espontaneidad y el colorido invitan al estudioso a adentrarse en este tema de gran interés y que nosotros, que no aspiramos a una publicación en color ni llegar con el presente trabajo hasta esos límites, dejamos para personas más especializadas esa invitación, no sin antes hacer constar que la calidad de conservación, que mantienen esas pinturas es debido a la condiciones ambientales del interior de las tumbas y a las propiedades o características de la piedra y de los estucos. En cuanto a impermeabilización y capacidad de respiración de los materiales o permeabilidad al vapor telúrico, podemos asegurar bondades y cualidades similares.

Tumba de los Relieves (Cervetri).Si bien estas pinturas murales muestran clara influencia helénica, reflejan una técnica rápida, fluida y llena de frescura en las que se detecta que no les molesta la rectificación de trazos, ya que no se preocupan en limpiar, disimular ni ocultar los primeros trazos que sirvieron para el encaje del dibujo. Ello, definen la impronta etrusca.

Los etruscos apreciaron el arte viniese de donde viniese. Los objetos de arte eran piezas de mercado y comercio, cada etrusco era, en espíritu, un coleccionista en la medida de sus posibilidades. Fueron muchos los objetos de origen egipcio que se han encontrado en las tumbas etruscas y que debieron comprarse a los fenicios, probablemente, para aprender y copiar las técnicas de trabajo. En Prenestra (Palestrina) Situada a 42 Km. de Roma, se encontraron dos tumbas principescas "Bernardini y Barberini" donde se hallaron copas de plata con motivos egipcios e inscripciones fenicias. En ésta y otras tumbas se encontraron calderos de bronce de clara factura griega, objetos en marfil y en oro, colgantes de cabeza del siglo VI y mangos de abanicos de artesanos etruscos pero que se decoraban con motivos sirios y griegos.


Actualizado 26/03/08

   © Contenido: Francisco Ortega Andrade|